A partir del 18 de mayo de 2018 el nuevo Reglamento General de Protección de Datos comenzará a aplicarse en Europa y según los recientes estudios más del 70% de los responsables y directores tecnológicos de empresas europeas se muestran preocupados ante la posibilidad de que sus compañías no sean capaces de adecuarse al RGPD.

Esta ley entró en vigor el 25 de Mayo de 2016 y en un año se aplicará de forma directa desde el primer momento y sobre todos los sujetos obligados, tanto públicos como privados. Este reglamento tendrá un alcance general, será obligatorio en todos sus elementos y directamente aplicable a cada Estado miembro de la unión.

Este nuevo modelo se sustenta en la atribución que pretende tratar los datos personales de una responsabilidad proactiva, por lo que deberán extremar la diligencia para evitar resultados contrarios a los deseados de forma previa.

 

¿Cómo adaptar la empresa a este reglamento? Está claro que han de iniciarse procesos de cambios en cuanto al modo de trabajo acorde con el RGPD. Estos son algunos consejos básicos que te ayudarán a adaptarte más fácilmente.

  • Para que los trabajadores de tu empresa sepan cómo actuar ante este nuevo reglamento es esencial explicarles en profundidad en qué consiste, qué supone para el trabajo que realizan y cómo va a adaptarse la empresa y los diferentes equipos que la forman.
  • Es importante estar al día con respecto a las actualizaciones que realice la Unión Europea, leer artículos y el propio reglamento. Empaparse de información para conocer el reglamento y trabajar correctamente acorde a él. Esta información también han de conocerla los trabajadores.
  • Otro punto importante es la localización de los datos que se almacenan en entornos TI, algo que se podrá automatizar gracias a los sistemas de clasificación de datos.
  • Por último la revisión y verificación de las actividades de identificación en las aplicaciones clave y la propia infraestructura de soporte. Además es importante controlar y revisar de forma periódica los historiales.

En menos de un año el RGPD se pone en marcha y todo debe estar listo. ¡Suerte!