Si eres de los que ya están en Fase 1, seguro que el siguiente paso es pensar en vacaciones. Lo primero,  es el destino, con quién me voy o qué meto en la maleta. Pero cuando ya tenemos todo medianamente planificado, el único objetivo es que salga todo… ¡perfecto! Que no se me olvide meter ese bikini en la maleta, ni las gafas de bucear, ni esos miles de «por si acasos»… Y para todo ello, solemos recurrir a algunas de esas aplicaciones que nos hacen la vida «un poco más fácil».

No hay vacaciones sin «dónde ir a comer»

Y entonces nuestras búsquedas en Google se traducen en: dónde comer barato, dónde echar gasolina, aplicación para repartir gastos, las mejores playas, donde aparcar sin pagar, las mejores rutas, los sitios más escondidos e impresionantes…

Muchas de estas aplicaciones que nos ayudan a organizar nuestros planes, y nos dan muchas facilidades durante nuestros viajes, tienen una segunda cara y sobre todo algo en común: basan su funcionamiento en datos abiertos de administraciones públicas.

Datos abiertos, útiles para el turista

Cada día, son más, las administraciones públicas que dejan sus datos abiertos para ayudar al turismo a encontrar todo este tipo de información útil para el visitante, pero que ofrece de la misma manera, ventajas a los ayuntamientos.

Este año, veremos qué cifras llega a alcanzar el turismo en España, pero en 2019, llegó casi a los 84 millones de turistas. » España logró otro récord de turistas extranjeros en 2019, con 83,7 millones de viajeros internacionales y un gasto de 92.337 millones de euros, según las cifras presentadas por el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo». Esto supuso una gran fuente de ingresos económicos, con lo que no es raro que los ayuntamientos quieran difundir los servicios que ofrece para atraer al mayor número de visitantes.

Datos abiertos e información anonimizada de gran valor

«El objetivo de la reutilización de la información que el sector público genera, consiste en ponerla a disposición de los ciudadanos, organizaciones y empresas para su tratamiento y reutilización» Según se afirma desde el Ministerio de Industria, Comercio y Turismo. En este caso, se busca conseguir una mayor interacción entre visitantes y población local. Esta información anonimizada, con otra serie de datos, permite obtener un patrón de comportamiento de los turistas.

Está claro, que una vez más el big data y la IA son una buena opción para acercarse un poco más a la demanda y necesidades de los usuarios.

 

Fuentes:

https://datos.gob.es/es/blog/el-uso-de-datos-abiertos-en-el-sector-turismo
https://www.tourspain.es/gl-ES/Paxinas/DatosAbiertos.aspx
https://cincodias.elpais.com/cincodias/2020/01/20/economia/1579518415_556581.html